Turismo itinerante en Avilés: mejores destinos

El municipio asturiano de Avilés se ha convertido en una parada obligada para el turismo itinerante. Un extenso catálogo de destinos naturales se dan cita en su territorio: desde Somiedo hasta Castrillón, sin olvidar los acantilados de San Juan o el embalse de Trasona. Por eso los viajeros en autocaravanas aviles recorren año tras año sus carreras y entornos naturales.

El principal exponente de ecoturismo en tierras avilesinas es el Parque Natural de Somiedo. Sus bosques, miradores y lagos explican el éxito de este parque entre los amantes de la naturaleza. Su flora y fauna también notables. Y también alberga el Somiedo Camper Park, un recinto donde los usuarios de autocaravana y camper encontrarán áreas de descanso, merenderos, parques infantiles y servicios como el vaciado de aguas grises, el WiFi o la conexión eléctrica.

En el concejo de Castrillón se ubican algunos de los arenales más valorados del municipio. Las de Bayas, San Juan de Nieva y Salinas son representativas de la belleza de este litoral, que rara vez deja indiferentes a sus visitantes. Además de su oferta de sol y playa, Castrillón es sinónimo de historia y cultura. Dispone de los museos de Las Anclas ‘Philippe Cousteau’ y de Mina de Arnao, perfectos para conocer más sobre la actividad minera y marinera del territorio.

Los acantilados de San Juan conforman una ruta atractiva para los turistas sobre ruedas. Posee unas panorámicas interesantes de la bahía de Salinas y del canal de La Covallonga. En la cercana playa de Xagó pueden contemplarse a los surfistas y aún participar de su desafío a las olas, si el clima acompaña.

Otro de los destinos de turismo natural en Avilés es el embalse de Trasona. Ofrece multitud de actividades para realizar en un entorno privilegiado: senderismo, piragüísmo, etcétera. Otros pueden limitarse a contemplar la avifauna, representada por garzas, ánades y otras aves acuáticas.